Encourage creativity. Hamburg Declaration.  regarding intellectual property rights

Editoriales europeas e internacionales firman “Declaración de Hamburgo para la protección de los derechos de propiedad intelectual”

Internet es una gran oportunidad para el periodismo, pero sólo si se asegura su base económica también en los canales de distribución digitales. Éste no es el caso hoy en día.

Numerosos ofertantes usan el trabajo de autores, editoriales y canales de distribución sin pagar por ello. Esto, a la larga, pone en peligro la creación de contenidos de calidad y el periodismo independiente.

Por eso, abogamos por seguir mejorando con determinación la protección de la propiedad intelectual en Internet. El acceso libre a páginas web no significa necesariamente un acceso gratuito. Contradecimos a todos los que afirman que la libertad de información sólo se consigue si todo es gratis.

El acceso libre a nuestras ofertas debe ser mantenido, pero no queremos ser obligados a regalar nuestra propiedad intelectual sin nuestro consentimiento previo.

Saludamos, por tanto, la creciente firmeza del gobierno federal, los gobiernos regionales al igual que de los partidos representados en  el parlamento federal (Bundestag), de seguir adaptando los derechos de autores e intermediarios de obras a las condiciones del Internet.

En Internet no puede haber zonas sin derechos. Los poderes legislativos al igual que los gobiernos, tanto a nivel nacional como  internacional, deberían proteger mejor la creación de valor intelectual de autores e intermediarios de obras. El uso no autorizado de la propiedad intelectual ajena tiene que seguir estando prohibido.

Después de todo, en la World Wide Web también tiene que valer: Ninguna democracia prospera sin un periodismo independiente.

Junio 2009

 


 

Presentación a la Comisión de la Unión Europea

Bruselas, a 29 de junio de 2009: Hoy, el European Publishers Council (EPC) ha entregado a la Comisión Europea la “Declaración de Hamburgo para la protección de los derechos de propiedad intelectual”. La comisaria de la UE responsable de los temas referentes a los Medios de Comunicación, Viviane Reding, y el comisario de la UE responsable de Mercado Interior y Servicios, Charlie McCreevy, han recibido este documento que marca el camino.

El 26 de junio de 2009, en el marco de una asamblea conjunta celebrada en Berlín, ya se sumaron a la “Declaración de Hamburgo” las editoriales organizadas en el European Publishers Council (EPC), así como la World Association of Newspapers and News Publishers (WAN-IFRA).

El presidente del EPC, Francisco Pinto Balsemão, presidente del consejo de administración del grupo de medios de comunicación portugués Impresa, firmó la declaración en nombre de las 27 editoriales miembros del EPC. El presidente de la World Association of Newspapers, Gavin O’Reilly, presidente del consejo de administración del grupo de medios de comunicación irlandés Independent News and Media firmó la declaración en nombre de las más de 3.000 asociaciones de editores y empresas de medios de comunicación de más de 120 países representados por WAN-IFRA.

Los firmantes fueron entre otros Frederic Aurand (Groupe Hersant, Francia), Francisco Balsemão (Impresa, Portugal), Carlo de Benedetti (Editoriale L’Espresso, Italia), Carl-Johan Bonnier (Bonnier, Suecia), Oscar Bronner (Der Standard, Austria), Bernd Buchholz (Gruner + Jahr, Alemania), Hubert Burda (Burda Media, Alemania), Mathias Döpfner (Axel Springer AG, Alemania), Hanzade Dogan (Milliyet, Turquía), Stefan von Holtzbrinck (Verlagsgruppe Georg von Holtzbrinck, Alemania), Patrick Morley (Telegraaf Media Group, Países Bajos), James Murdoch (News Corporation Europe and Asia), Horst Pirker (Styria, Austria), Didier Quillot (Lagadére, Francia), Gavin O’Reilly (Independent News and Media, Irlanda),  Michael Ringier (Ringier, Suiza), The Viscount Rothermere (Daily Mail and General Trust, Gran Bretaña), Ian Smith (Reed Elsevier, Gran Bretaña/Países Bajos), Hannu Syrjanen (Sanoma, Finlandia), Robert Thomson (Dow Jones and Wall Street Journal) , Giorgio Valerio (RCS Quotidiani, Italia) y Christian Van Thillo (de Persgroep, Bélgica).
A la declaración, presentada el 8 de junio de 2009 en Hamburgo por seis editoriales, ya se han sumado entretanto 148 editoriales alemanas. Con las firmas del EPC y de la WAN-IFRA, la declaración, que, en un principio fue una iniciativa regional, se ha convertido ahora en una importante iniciativa internacional.

El presidente de la WAN-IFRA, Gavin O’Reilly dijo: “Nuestros contenidos interesan a un público cada vez más amplio. Pero, a diferencia de los modelos de negocio de los medios impresos o la TV, nosotros no obtenemos dinero por nuestros contenidos digitales. Esta situación es insostenible. Nadie saca beneficio alguno de editoriales que fracasan, salvo los motores de búsqueda y otros agregadores de información, que, actualmente, obtienen grandes beneficios a costa de nuestra propiedad intelectual.”

El presidente del EPC, Francisco Pinto Balsemão añadió: “La protección fundamental de una sociedad democrática es una prensa libre, variada e independiente. Sin el control de nuestros derechos de propiedad intelectual, el futuro del periodismo está en peligro. A la vez, se pone en peligro la posibilidad de proporcionar a los consumidores información variada y de gran valor cualitativo, así como formación y entretenimiento a través de diferentes canales. Con esta declaración, hacemos un llamamiento a los gobiernos de todo el mundo para que protejan los derechos de autores, editores y canales de distribución de Internet.”

Mathias Döpfner, presidente de la junta directiva de Axel Springer AG, dijo: “Me alegra mucho este llamamiento internacional de las editoriales. Es un paso importante en interés de las comunidades globales de Internet. Internet no es un enemigo, sino el futuro del periodismo, siempre que en el mundo digital se respete también la propiedad intelectual. Tenemos, ante todo, dos objetivos: uno es una participación justa en los volúmenes de ventas de quienes ya comercializan nuestros contenidos y, el otro, el desarrollo de un mercado de contenidos de pago en el mundo digital. Confiamos en que los representantes de los motores de búsqueda y otros agregadores también acepten, desarrollen y quieran aprovechar conjuntamente con nosotros las posibilidades del mercado de contenidos legales de pago por Internet.“